La primera impresión importa al vender su propiedad.

1/25/2018
5:31 PM
la-primera-impresion-importa-al-vender-su-propiedad

Al momento de ofrecer su propiedad para la venta debe conocer que tendrá que competir con amplias alternativas dentro de su mercado ante los ojos de potenciales compradores. Es a éstos, a quienes debe enfocar sus esfuerzos para capturar su atención sobre cualquier otra venta disponible, y quizás no exista una segunda oportunidad para ofrecer una buena impresión de su propiedad. Esa primera impresión es el momento donde todos los detalles cobran mayor relevancia a la hora de vender.  La óptima presentación física de su propiedad posiblemente ayudará a posicionarlo entre las mejores alternativas de compra ante un prospecto comprador sin olvidar el ‘factor precio’.  

El propósito de acondicionar su propiedad para la venta es el proyectar una imagen positiva y confortable de la vivienda, a fin de hacerla más atractiva para un comprador. De esta forma, se busca ampliar las posibilidades de venderla en el tiempo más corto y con el mejor rendimiento posible. Al igual que sacar el mayor partido posible de su vivienda y diferenciarse en el mercado respecto de los demás inmuebles a la venta.

El resultado de ese esfuerzo se ampliará al hacer que la propiedad resulte atractiva a un mayor número de posibles compradores y, de esa manera se venda más rápido y al mejor precio. En ocasiones con realizar simples detalles de presentación se podrá aumentar así la deseabilidad de su propiedad, acompañado del importante elemento de un precio de venta adecuado.  Muchos vendedores piensan que deben invertir gran tiempo, esfuerzo y dinero en cambios drásticos a su propiedad cuando con pocos ajustes y mínima inversión pudieran acondicionarla.  

La preparación ideal debe buscar que la propiedad pueda lucir espaciosa, limpia, iluminada, acogedora y como resultado que motive a los compradores a querer comprarla. Según los expertos en “home Stalin” esto es posible cuando se acentúan los espacios con detalles como muebles, alfombras, espejos, plantas, etc. Un elemento importante es lograr despersonalizar la propiedad para que agrade a la mayor cantidad de personas. Esto no se refiere a hacer inversiones en remodelación, ni redecoración de la propiedad, se trata de neutralizar la misma para que se acople a todo tipo de gustos.  Las decoraciones muy marcadas o personalizadas a un estilo particular dificultarán el que gran promedio de compradores puedan proyectarse habitando esa propiedad porque corren el riesgo de distraer su capacidad de visualizarse allí como su lugar ideal.

En consecuencia, pudieran entender no estar a gusto en la misma como para considerarla su nuevo hogar. Ese efecto se contrarresta cuando armonizamos algunos elementos. Entre los consejos básicos de presentación para destacar su propiedad a la venta se encuentran el comenzar con una limpieza y organización a fondo de toda la propiedad, iluminar sus espacios especialmente con luz natural, evitar colores en paredes demasiado marcadas, reparar todo lo que esté defectuoso como goteo en llaves de  agua , evitar o disimular olores como comida, humedad, cigarrillos o mascotas, eliminar el exceso de muebles para que los espacios se vean más amplios, limpiar aceras y ordenar el patio, entre otros.  Recuerde que entre mejores condiciones esté dispuesto a presentar su propiedad motivará a los compradores a considerar la misma más cercano a sus términos de venta. Esto sin olvidar importantes factores como el precio correcto de venta, puesto que un inmueble sobre valorado no tendrá posibilidades de competir en el agresivo mercado de hoy. 

Compitiendo con propiedades reposeídas

En un mercado donde imperaran las propiedades reposeídas el reto de competencia en precios se intensifica, sin embargo, considere que estas propiedades en deterioro exceptuando por las que el banco decide reparar, en su mayoría se ofrecen en un precio mucho más bajo por su pobre condición. Razón por la cual, es importante destacar la suya de forma superior por su mejor estado y mantenimiento (si es el caso) representando un gasto menor de acondicionamiento para un comprador versus comprar una reposeída con grandes costos, tiempo y trabajos extras en reparaciones. Hay un amplio sector de compradores que prefieren propiedades en buen estado, con extras en enseres o arreglos de buen gusto o mantenimiento a la propiedad, pagando su justo valor. Esto sin considerar que una propiedad en buenas condiciones puede captar mayores posibilidades de financiamiento para un comprador en comparación con el financiamiento de una propiedad reposeída o en mal estado vendiéndose por un dueño particular. Este último factor puede disminuir el banco de clientes cualificados para comprar una propiedad.

De preparar adecuadamente su propiedad para la venta estará limitando la posibilidad de bajas negociaciones en precio, ya que al minimizar algo que señalar, se espera que pueda vender en su justo valor del mercado.  Mientras que aquellas propiedades que estén en desventaja en su presentación estarán en mayor riesgo de quedar rezagadas al no venderse o quizás lograrlo con un exceso en tiempo de venta o a recibir bajas ofertas de compra como es usual con propiedades reposeídas.  No olvide que en estos casos la primera impresión importa y definitivamente hará la diferencia a su favor desde el inicio en su proceso de venta.

En el mercado de hoy, donde la competencia de propiedades crece y los potenciales compradores son más exigentes cada día, es cuando más se necesita consultar a su Realtor®. Consúltelo hoy mismo si considera vender o comprar una propiedad y refuerce sus posibilidades de éxito.

 

La autora es Ex Presidenta 2016 de la Puerto Rico Association of REALTORS® (PRAR), Ex Presidenta 2011 del Caguas Board of REALTORS®, Directora 2017 de Asuntos Legislativos/Gobierno de PRAR  y profesional de los bienes raíces con más de 19 años de experiencia en venta de propiedades en Puerto Rico. Broker/Owner de RE/MAX Realty City. Para mayor información puede contactarle al 787-400-8400/vrivera@realtycitypr.com